“La demencia digital”

Señor Director:

Qué importante es la mirada y la manera de ver las cosas. En medio de las tribulaciones, siempre surgen miradas iluminadas que nos cambian el color del mundo alrededor y nos van entregando esperanza.

Notable la columna del 4 de junio del Dr. Otto Dörr, pues con un título bastante sobrecogedor (“La demencia digital”) nos sume de partida en un entorno de terror, y a lo largo de su escrito nos va entregando, con un cuidado muy particular, producto de sus investigaciones y los notables resultados de la ciencia, un regalo inesperado: no solo nos tranquiliza, sino también nos señala los medios o las armas para derrotar el tremendo presagio; nos estimula a, de algún modo, “torcerle la mano” a lo imponderable.

Y logra finalmente alegrarnos con sus sugerencias de “usar las manos”, dando como ejemplo el hacer música, tocar piano, hacer deportes, además también el ejercitar el bilingüismo (todo esto para activar los dos hemisferios cerebrales).

Y de repente, entonces, con una feliz sorpresa vemos que se nos augura de este modo una vida con una mente en vías de perpetua restauración, que sorprendentemente nos hace mirar todos esos anuncios de “la cantidad de ancianos que existen en Chile”, con una cierta sonrisa de incredulidad: ¿de qué ancianos se nos habla… si se nos llega a predecir una mente activa hasta más allá de los 90 si sabemos ejercitarla de manera positiva? Habría que tomar esto en cuenta en múltiples entornos y circunstancias.

ERIKA VOHRINGER
Pianista